Manto de Luz o protección…

Primero de todo deciros que si estamos desprotegidos es solo por nosotros mismos y por nuestros deseos inconscientes.

Solo nuestro miedo nos desprotege. No hay casualidad y por lo tanto no

hay nada que ocurra que no sea necesario a nuestro desarrollo.

Por ello me gusta mas llamarlo manto de luz que manto de protección…

Si uno esta en confianza, tiene paz.

Esta manto en todo caso te protege de ti mismo y de tus creaciones desde miedo…

Aquí os dejo las explicaciones desde la metafísica, aunque actualizadas

por mi, en el sentir de hoy y sin connotaciones del”error” que cuando uno

sabe que no existe la casualidad también deduce que el error tampoco.

Cristina Aurora.

EL MANTO DE LUZ

El manto de luz, como nos enseñan nuestros hermanos mayores (Maestros), se puede realizar cada mañana cuando nos levantamos y por la noche, antes de entrar en nuestra cama.

Este Manto lo podemos requerir a nuestra presencia Divina YO SOY, nuestro cuerpo superior y con su luz, lo visualizamos tejiéndose alrededor de nuestro cuerpo.

Mientras tenemos los brazos extendidos, sentimos como la luz de la presencia YO SOY fluye por la palma de las manos y la punta de los dedos formando este manto.

El manto de luz va a estar allí durante todo el día, excepto si ocurre un acto contra la vida, en otro ser, objeto o a nosotros mismos.

Cuando perdemos la paz o perdemos el control de nuestros pensamientos, sentimientos, palabras o acción, cuando hay un trauma… es cuando nuestra atención deja de estar enfocada en nuestro ser, en nuestro corazón, en esos momentos el manto original con el que venimos a este mundo o el que hemos establecido de nuevo a través de este ejercicio sufre una fisura, que de acuerdo a como seguimos, puede expandirse hasta que el manto desaparece.

Si esto llega a ocurrir, es necesario reconstituirlo. No importa donde estemos, si uno quiere puede encontrar unos minutos para ir al baño o cualquier otro sitio para recobrar paz y rehacer el manto.

Si estamos en el manto de luz, hecho con amor de forma consciente, NADA puede ocurrirnos desagradable, pues la presencia YO SOY es quien nos está guiando dentro de esta esfera de luz y si así lo aceptamos y confiamos en ello, este manto es invencible.

En cada situación en la que el manto de luz sufra una fisura y nos sentimos mal, es recomendable invocar la llama violeta para que transmute CAUSA Y EFECTO de lo sucedido e inmediatamente reconstruir el manto.

Al ir a dormir, si cada noche construimos el manto, somos inmunes a cualquier frecuencia densa u obscura que pudiera contactar con nosotros cuando salimos del cuerpo.

Al ir hacia los retiros a los que demandamos ser llevados, es sabido que al salir por las noches del cuerpo, estamos expuestos a las fuerzas sutiles del plano astral, donde habita toda la efluvia de la raza humana, el manto nos resguarda.

De esta forma, nuestros 4 vehículos en ascensión están permanentemente en la presencia YO SOY dentro de un hermoso manto de luz día y noche y podemos estar en profunda paz y felicidad.

Anuncios

Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s