C - Alquimia-Gnosis- Metafisica., C - Autoconocimiento-Crecimiento personal -, D - Salud y bienestar

TECNICA DE AUTOSANACION

Esta técnica se divide en dos partes, la primera es una técnica de autosanacion.
La segunda una sanación a terceros.

384194_4568333888406_822243579_n

Es importante que al principio trabajes ambas lo mas seguido posible una de otra.
También es muy importante seguir la técnica pero dejarse fluir, dejarse asistir por Dios y permitirse expresar lo que sentimos.
Primera parte:
Sentate con la espalda derecha, la cara mirando al horizonte, cerrá los ojos y pone tus manos con las palmas abiertas y hacia arriba sobre tus piernas, acerca los dedos pulgar e índice de cada mano, que no se toquen, que quede el espacio entre ellos como para que quepa una moneda.
Respira, lento pausado y profundo, toma aire por la nariz y liberalo por la boca, en paz, en orden.
Si tenes ganas de bostezar, bosteza, deja que salga todo lo que sentís que debe salir de tu cuerpo, no resistas nada. Volve a detener el tiempo por medio de la respiración, respira en paz.
Pone tu mente en blanco, no pienses en nada y no permitas que ningún pensamiento invada tu mente, si te cuesta, enfocate solo en los sonidos de la naturaleza que se escuchan en el lugar en el que estas.
Empezá a sentir la energía en tus manos, la que sentís entre tus dedos índice y pulgar de cada mano, sentirás que desde las yemas de tus dedos pasan a tus palmas y de ahí a tus brazos, esa energía que sentís es muy poderosa, es energía del universo, energía vital universal, fuego de Dios, eso es ahora lo que tenes en tus manos.
Esa energía es vida, esa vida llega a tus manos y de ahí sube por tus brazos a todo tu cuerpo, hasta donde sentís concientemente y mucho mas allá de lo que podes percibir.
Tu mano derecha forma un recipiente uniendo los dedos, ahí esta concentrada la energía que estas recibiendo, la energía que llega a vos directamente de Dios, lleva esa mano a tu frente.
Podes acercarla y alejarla para sentir la energía, cuando la sientas ubicala en la distancias mas conveniente para vos, si queres incluso apoya esa mano en la frente, lo importante aquí es que sientas que esa energía llega a tu cabeza. Absorbe esa energía con tu mente, sentí ese canal que llega a tus manos y vos lo dirigís conscientemente para que tu mente se nutra con ese amor de Dios.
Si queres move tu mano para distribuir esa energía por tu cuero cabelludo, por tu cara, por tus oídos, por tus ojos, tu boca.
Deja que esa energía baje por toda tu cabeza y por tus hombros a tu corazón. Lleva tu mano a tu corazón y hace que esa luz se expanda en vos.
Esa energía ahora viaja por tus venas a todo tu cuerpo, si te concentras sentirás calor, no te preocupes por sentilo, aunque concientemente no lo percibas eso es así, eso esta sucediendo ahora y vos lo sabes. Tus meridianos, esos circuitos eléctricos que llevan energía a todo tu cuerpo, llevan luz a cada órgano, recorren todo tu cuerpo de extremo a extremo llevando energía vital, fuego de Dios, luz, amor, sanción, orden.
Sentí como a la mano izquierda llega luz, como esa luz entra a tu cuerpo y viaja a tu corazón, que desde ahí será irradiada por tus venas, por tus meridianos, a todo tu cuerpo.
Sentí como todo tu cuerpo ahora es un flujo de luz, un flujo de fuego que recorre todo tu interior y se proyecta al exterior.
Sos tu propio canal de luz.
Sos tu propia unión con Dios.
La energía te esta limpiando.
Te esta sanando.
Te esta liberando.
Estas transmutando todo sentimiento negativo, toda energía mal calificada.
Esta es tu sintonización, este es tu proceso, lo co-creaste, con este método fácilmente entras en contacto con Dios, con tu divinidad, ahora sos canal de la energía, ahora sos uno con Dios. Y uno con Dios es la mayoría.
Tus guías te asisten, como lo hacen siempre, sostené este estado, continua reciclando tu cuerpo, reinstaurando la luz en él.
Soltá tu cuerpo y permití que tu mano derecha se desplace por él, que ella dirija la energía donde tu ser sienta que la necesita y concentrate en ese punto para potenciar la luz, irradia luz a ese lugar. Todo a tu tiempo, todo a su tiempo, dejando que lo que debe salir salga, que el cuerpo se exprese y se liberé a su modo, nada malo te puede pasar, es luz de Dios y Dios es Amor.
Cuando sientas que es tu tiempo, volvé a poner tus manos sobre tus piernas.
Volve a respirar y dale gracias a Dios por la posibilidad que te permitiste, volver a ser uno con EL desde tu cuerpo y de manera conciente.
Ahora tu cuerpo, tu mente y tu corazón están listos, tu ser esta listo para la segunda parte de esta técnica de autosanación y de terceros.
Respira, disfruta este estado.
Cuando lo desees, pasa a la segunda parte.
Segunda parte:
Esta es la parte de la técnica que incluye sanación a terceros, digo incluye porque sanado a otros nos sanamos a nosotros, ya veras como y porque. Podríamos definir a esta parte del tratamiento como una sanción con terceros ya que se necesita otro ser.
Cuando este encuentro suceda abraza a ese ser.
Cerrá los ojos y solo sentí su presencia.
Pone tus manos sobre su espalda, tu mano izquierda sobre la base de la columna vertebral, tu mano derecha a la altura del corazón.
Apoya todo tu cuerpo sobre el cuerpo de ese ser, desde las rodillas para arriba, tu cara debe estar en contacto con la cara de ese ser, en un contacto amoroso, los cuellos juntos, regula la altura como para que los órganos vitales queden unidos a la misma altura.
Afloja el cuerpo, respira y entrega tu corazón, abrilo y sentí la energía que recibís del otro ser, ofrecele tu energía como tu mayor ofrenda de amor, como un rayo que se conecta a su corazón y suavemente preguntale ¿sentís mi corazón?, abrí el tuyo decile, abrí tu corazón para que la energía que te irradio llegue con amor y para que yo pueda recibir tu energía de amor. Aflojate y pedile que se afloje, sientan esa energía, establece un canal entre tu corazón y tu mano derecha, la que esta detrás del su corazón.
Sostengan este estado y a sus tiempos pasen a la próxima etapa.
Concentrate en tu ombligo, el ombligo es la ultima unión directa con tu madre, es un canal de unión, unite al otro ser por tu ombligo, como hiciste con tu corazón, abrí tu charkra 2 e irradia desde él energía, recibiendo la energía del otro ser, ubica tu mano izquierda a la altura del ombligo sobre la espalda de ese ser para formar un canal con tu ombligo, como hiciste con el corazón.
Deja que la energía que te llega de ese cuerpo se expanda desde vos al universo, que salga por sobre tu cabeza y se retire, de ese modo mientras por tu ombligo y tu mano llega luz de Dios, por sobre tu cabeza vuelven al universo energías del pasado. No permitas que esas energías queden en vos, deja que se vayan, vos sos un canal, no un recipiente, se canal. Solo canal.
Le estas dando certeza, estima confianza a la vez que vos también la recibís, perdonate y perdona a ese ser, estarán sanado vínculos del pasado, puede haber lagrimas, llantos, bostezos, no reprimas y asistilo para que no reprima nada, para que libere lo que debe ser liberado.
Los vértices del ombligo y del corazón se están sanando mutuamente, él también es ahora un canal de Dios, vos lo sabes y te nutrís de su capacidad como canal en la misma medida que él se nutre del canal que vos sos. Se están sanado emociones, sentimientos. Acariciale suavemente su espalda, completamente, recorrela con suavidad y sentí como vas sanando su ser en la medida que te sanas a vos también.
Sostené este estado, sostengan este estado. Decile “liberate y libera, deja que salga todo lo que tiene que salir, sin miedos, todo esta bien entre nosotros, todo estará bien entre nosotros, te amo”.
Ahora tu mano derecha sube lentamente por la columna vertebral hasta la nuca, dejala ahí, tu mano izquierda sigue a la altura del ombligo, si queres subila hasta la altura del corazón.
Pone tu frente sobre la frente del ser que esta frente tuyo, y por tu tercer ojo irradiale luz, forma un canal de luz desde tu mano derecha al tercer ojo, irradiale luz y esa luz sanara sus pensamientos en la medida que también sanara los tuyos.
Ahora pone tus dos manos sobre su cabeza, tomando ambos lados a la altura de sus orejas, apoya tu boca en su tercer ojo y dale amor.
Sentí en tus labios su conexión con su ser superior.
Si queres apoya tu frente sobre su frente y besa a ese ser, eso depende de ustedes. Esta técnica la co-creaste y la co-crearas cada vez que la practiques, será la misma, pero será única en cada caso.
Si queres besa su rostro y dale amor.
Volve a abrazarlo y aflojate más, que se afloje más.
Continua abrazándolo y acaricia su cuerpo suavemente hasta que sientas que es el momento de despegar los cuerpos, y mirándolo a los ojos dale gracias por esta oportunidad.
Puede que hayan visto colores, cada color representa algo:
El blanco la pureza.
El violeta los cambios.
El azul la comunicación.
El celeste la paz.
El verde la sanción.
El rosa el amor.
El naranja la certeza, la estima.
El amarillo la sabiduría.
El rojo la pasión.
El gris la mediocridad.
El negro la oscuridad.
Si vieron colores ellos representan los espacios donde la energía, donde la luz esta trabajando.
Donde el fuego esta trabajando.
Si hubo lágrimas, si los cuerpos vibraron es porque sanaron vínculos.
Porque soltaron emociones del pasado.
Ese ser te ama, porque abre su corazón, su mente y su cuerpo a vos, ante vos.
Entrega su ser al tuyo y vos lo permitís.
Con ese ser sos uno con Dios, ya que al fundir sus energías se unieron a la fuente.
Todo esta bien entre ustedes, todo es amor entre ustedes, bendecilo y acepta su bendición.
Este es un abrazo que se da desde el alma.
Es un encuentro de almas.
Un reconocimiento de hijos de Dios.
Esto es habitar en el amor junto con otro ser.
Los límites los establecen las mentes y cada mente los establecerá.
Esto es amar desde el amor.
Alguna vez dije que si me pidieran una técnica de sanción ofrecería un abrazo.
Esta es esa técnica, la técnica del abrazo.
Guiando al otro con palabras y gestos que le permitan sentir el amor, conectarse a la fuente, sin necesidad de más rituales que despierten voces en tu ego o en el ego del otro, simplemente dejándote al amor.
Esta es la técnica que te ofrezco, que te regalo. Este es mi presente, esta técnica que ahora es tu presente.
Seguramente vos la mejoraras, vos la pulirás, harás de ella un diamante.
Un diamante que brillara en tu corazón y que será quien refleje la luz que los otros verán.
La luz que iluminara tu camino.
Cada uno es maestro cuando desarrolla su propia técnica, cuando consigue sanarse con su propia conexión.
Descansa en la paz.
Vos co-creaste esta técnica, tu maestría se ha iniciado.
Expande la luz.
Expande el amor.
Expande el fuego.
Yo te doy las gracias.
Dios te da las gracias.
Dale las gracias a Dios.
Le doy las gracias a Dios.
Te doy las gracias a vos.
Gracias por estar.

Anuncios

Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s