D - Salud y bienestar

Cristal de cuarzo

 

 

Los cristales de cuarzo, ¿cómo se formaron?…, tras un lento proceso de miles de años en el interior de la tierra, por efecto de temperaturas altísimas y enormes presiones. Desde un punto físico el cuarzo se compone de un átomo de silicio y dos de oxigeno, que al combinarse, forman el dióxido de silicio. La forma sólida del cuarzo es consecuencia de la presión y el calor bajo la superficie terrestre.

Cuando el cuarzo contiene impurezas se forman los diferentes tipos de cuarzos y según su impureza tiene una u otra propiedad energética y color diferente.

Los chinos y las culturas hindúes lo llevan utilizando miles de años y llaman al cuarzo "Piedra Viva" porque sienten sus movimientos energéticos. Al coger un cuarzo (cristal) y colocarlo en la mano, sus vibraciones cambian entrando en armonía con la persona que lo tiene; esto quiere decir que se produce un trasvase de energía entre el cristal y el hombre. Esta armonía y amplificación de energías, en principio estimulan la intuición, las percepciones y la proyección esotérica. Hay que tener en cuenta que cada cuarzo se comporta de una forma diferente dependiendo de la persona y del fin para el que se desea. En la elección uno debe de sentirlo vivo, hay un cuarzo especial para cada persona y cada fin.

La civilización egipcia, considerada como una de las más avanzadas, recibió de los Atlantes conocimientos secretos astronómicos, matemáticos, y esotéricos entre otros.

Ellos utilizaban las gemas, los cristales y otros minerales con diversos fines:
– Ornamentación de sus faraones, reinas y sacerdotes.
– Como elementos de predicción.
– Para iluminar el camino de sus muertos hacia la eternidad, colocándolos dentro de sus sarcófagos.
– Usos medicinales.

En América, las culturas Azteca, Maya e Incaica, utilizaban cristales de cuarzo entre los objetos ceremoniales y de medicina “chamánica” para diagnosticar y curar enfermedades. También eran aplicados en hechicería y como elemento de predicción y comunicación telepática. Según cuenta la historia podían con un cristal de cuarzo comunicarse con otras culturas lejanas y así intercambiar conocimientos.

Algunos indígenas llevaban cristales de cuarzo y  gemas en sus vinchas a la altura del “3er. Ojo”.
Este cristal poseía un vértice que daba hacia el entrecejo y con este lograban enviar sus mensajes telepáticos a personas de otros lugares. Nuestros indios enfocaban a la “Luna” de una manera intuitiva, logrando la reflexión de la onda emitida.

En sus rituales mágicos, un grupo de ellos se reunía en círculo alrededor de un gran cristal y realizaban movimientos de balanceo emitiendo sonidos de gran vibración para evocar a los grandes espíritus.

Anuncios

Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s